¿Qué es más rentable contratar a técnicos o profesionales?

México necesita talento adecuado para cubrir las principales vacantes, ya que los perfiles más buscados por las empresas son de profesionistas de especialización técnica, tales como operadores de maquinaria, representantes de ventas o empleados de oficina.

Según Manpower Group y su filial en Latinoamérica, hay escasez de talento y una de cada dos empresas tiene problemas para encontrar personas con habilidades que se requieren para ocupar los puestos de trabajo que van surgiendo.

Principalmente, los puestos más difíciles de cubrir en el país requieren capacitación adicional que pagan las empresas. Son cargos de especialización intermedia, por lo que no requieren título universitario.

Incluso, las organizaciones buscan más a quienes desempeñan oficios calificados (que están en el cuarto lugar de los más solicitados), que a ingenieros o abogados (profesiones que están en el séptimo y noveno lugar de vacantes con más demanda).

El fenómeno de la falta de técnicos calificados se ha presentado entre los empleadores mexicanos desde hace varios años. Manpower ha reportado esta situación desde 2015 y señala que la principal causa es que resulta difícil certificar habilidades técnicas fuera de la educación universitaria.

Se requiere aproximadamente un millón y medio de técnicos en el país para cubrir las necesidades de trabajadores. Y muchos de los técnicos tienen un mejor sueldo en comparación con un profesionista con título universitario.

Por ello, es importante considerar las ideas negativas que se tienen sobre las carreras técnicas, ya que el rechazo hacia las mismas hace creer que son menos valiosas que una licenciatura.

¿Profesionistas o técnicos especializados?

Existen muchos mitos y es necesario revisar que tanto profesionistas como técnicos pueden aportarle muchos beneficios y talento a México.

Hace falta estar bien informado sobre lo que implica ser licenciado o seguir una carrera técnica especializada.

El licenciado tiene permiso (o licencia) para ejercer determinada profesión, donde recibe la preparación que lo hará especialista en algún área. Su campo de acción es más amplio que el de un técnico especializado, y recibe una formación más teórica y general.

En cambio, un técnico especializado estudia una carrera más específica y práctica, especializándose en un área en particular para poder titularse. Existen carreras técnicas casi en cualquier área del conocimiento: ciencias sociales, administración, biología, entre otras.

Para entender cuál opción es mejor está el siguiente ejemplo: un licenciado en Comunicación y un técnico en la misma área. Si los dos trabajan en un programa de televisión, el primero podrá ver los contenidos del programa, cómo transmitirlos, las estrategias de promoción, en tanto que el técnico puede encargarse de las cuestiones técnicas del estudio, como el manejo de las cámaras de televisión, sonido, ambientación. Ninguno es más importante que el otro, sino que más bien se complementan para que pueda salir al aire el programa.

Ambos reciben educación superior y una preparación profesional: el licenciado estudia aproximadamente cuatro o cinco años porque abarca más áreas de conocimiento de manera más amplia, en tanto que el técnico tiene una carrera más corta, de unos dos años, porque sus estudios son específicos.

En ambos casos es posible obtener trabajo y crecer laboralmente si están bien preparados. Tanto profesionistas como técnicos especializados pueden seguir estudiando para capacitarse y obtener un mejor ingreso.

Según las necesidades de las empresas, será la búsqueda de candidatos. Lo importante es capacitarse para ofrecer lo mejor.

De hecho, algunas de las competencias que buscan las organizaciones, no se desarrollan en las escuelas, por lo que hace falta aprender sobre el tema.

Las habilidades que piden las organizaciones

Los egresados de universidades no aprenden en la escuela sobre habilidades que son muy solicitadas por las empresas. Son las llamadas Soft Skills, como la capacidad de trabajar en equipo, la comunicación, la empatía, el liderazgo.

Según la Encuesta Nacional de Egresados 2018, del Centro Laureate de Opinión Pública, una de las habilidades adquiridas en la universidad y valorada como muy útil es la comunicación verbal, además de los conocimientos inherentes a la misma carrera, seguida de trabajo en equipo y liderazgo.

En cambio, una habilidad que no desarrollan adecuadamente en las universidades es la de hablar otros idiomas.

En general, los egresados de escuelas privadas consideran que desarrollaron bien sus habilidades y competencias, a diferencia de lo que dicen los egresados de escuelas públicas.

La capacitación continua es la propuesta de Manpower para esta problemática y esta capacitación se encuentra al alcance más fácilmente gracias al internet, donde se imparten cursos de todos los temas hoy en día.

A continuación, conoce más de las competencias laborales que busca una empresa y que, por lo general, no se desarrollan en la universidad.

De hecho, muchos candidatos se postulan a un empleo, mas no se quedan con la vacante por no cumplir con estas habilidades tan necesarias.

De acuerdo con una Encuesta de Competencias Profesionales realizada por el Centro de Investigación para el Desarrollo, A.C. (CIDAC) 26 por ciento de las empresas enfrentan dificultades para encontrar trabajadores jóvenes con el perfil adecuado.

Esta carencia de talento tiene que ver con las habilidades y rasgos necesarios para superar retos y resolver problemas en el trabajo. Por esto, cada vez más empresas evalúan a los postulantes a partir de las competencias que indican en su perfil.

  1. Comunicación oral en inglés. Las empresas necesitan personas que tengan suficiente dominio del inglés para atender una llamada por teléfono con un cliente o proveedor extranjero.
  2. Negociación y resolución de conflictos. Se valora mucho la capacidad de generar un diálogo constructivo entre varias personas, saber llegar a acuerdos y soluciones ante una situación adversa, así como poder negociar con clientes.
  3. Habilidad para tomar decisiones. En diversos puestos se requiere poder tomar decisiones. Esta capacidad permite al empleado trabajar con ci
    erta independencia, además de proponer soluciones a los problemas de su área.
  4. Conocimientos de uso de maquinaria. Las organizaciones que operan procesos de manufactura tienen problemas para encontrar técnicos y profesionistas que conozcan cómo usar una maquinaria. Lo ideal es que los jóvenes busquen prácticas profesionales que los ayuden a adquirir estos conocimientos.
  5. Sentido de responsabilidad. Poder tomar el control de las tareas y supervisar un proyecto de inicio a fin, así como poder responder ante los resultados, sean buenos o negativos.
  6. Puntualidad. Es un hábito muy apreciado que es posible ejercitar.
  7. Innovación. Los que intervienen con ideas nuevas, que proponen e implementan un plan de acción son muy necesarios.
  8. Atención al cliente. Entender la necesidad del cliente (puede ser interno o externo) es una de las competencias más valiosas, sin importar tu especialidad.

Todo indica que la preparación, sin importar el área, es lo que hará más valioso a un candidato a cualquier vacante.

Nueva llamada a la acción

DÉJANOS TUS COMENTARIOS

NOTAS RELACIONADAS

Cuándo es conveniente el Home Office y cómo organizarse

Cumplir ocho horas de oficina no es ya un requisito. De hecho, el Home Office se basa en alcanzar metas y resultados en vez de horas trabajadas.

LEER MÁS

Cómo gestionar el talento en la empresa

Ofrecer oportunidades atractivas dentro de la organización y condiciones de trabajo adecuadas generarán satisfacción en los trabajadores.

LEER MÁS

Cuando los empleados renuncian por culpa del jefe

Es necesario entender qué cosas hacen los jefes que acaban con la paciencia de los trabajadores talentosos.

LEER MÁS