La importancia de la inducción en tu empresa

Orientar, ubicar y supervisar al personal que recién ingresa a una empresa es un proceso de vital importancia, ya que permite que los nuevos trabajadores sientan pertenencia y alcancen un buen desempeño con rapidez.

La inducción al personal de nuevo ingreso genera que los colaboradores se integren y adapten mejor durante los primeros días de trabajo. Es fundamental para que puedan cumplir con sus funciones de la mejor manera.

Ofrecer orientación al empleado que acaba de ser contratado puede ser una actividad que dure unos días o que se extienda por varias semanas si así lo determina la empresa. Todo depende de las necesidades y cultura empresarial. El resultado debe ser que la persona pueda cumplir con su tarea desde el primer día de trabajo.

La calidad de la inducción que ofrezcas a tus empleados ayudará al trabajador a tener una visión más amplia del negocio y de la forma en que se adaptará a su labor.

Existen algunas organizaciones que cometen el error de ignorar las etapas de inducción, dejando al trabajador que descubra por su cuenta cómo opera el sistema. Esta es una práctica común en las pymes o empresas familiares, lo que representa un obstáculo para facilitar el rápido desarrollo de la persona.

A la larga, la falta de orientación afecta tanto al nuevo empleado como a la empresa, pues hacer que alguien aprenda sobre la marcha cuesta dinero y tiempo.

Considera como dueño de empresa o titular del área de Recursos Humanos que una de las ventajas de la inducción es que el nuevo colaborador podrá alcanzar su mayor potencial lo más pronto posible, cumpliendo con eficiencia las tareas para las que fue contratado.

¿Cómo dar una inducción adecuada?

En caso de que no exista un programa establecido, es posible comenzar con aspectos generales de la empresa, indicando al empleado las características del negocio, el número de empleados y sucursales, la historia y la forma en que opera la empresa.

Se puede dar a conocer los términos y condiciones de contratación, el reglamento interno de trabajo, las medidas disciplinarias, las reglas y políticas, herramientas de comunicación empresarial, metas específicas de las funciones, así como abordar detalles sobre la labor que realizará el nuevo integrante del equipo.

Otro aspecto importante de la inducción es presentar a la persona con sus nuevos compañeros de trabajo, dejando en claro la responsabilidad de cada uno.

En empresas de alto nivel el proceso de inducción está bien definido y, por lo general, existe una estructura sólida en el área de Recursos Humanos.

El responsable de la inducción del personal necesita asegurarse que el inicio del nuevo trabajador sea positivo. Hacer que la persona se sienta cómoda, le ayudará a tener una buena primera impresión de la organización.

En los primeros días, el trabajador ya habrá conocido a su equipo de compañeros de trabajo y podrá solucionar dudas sobre sus funciones. No obstante, para obtener mejores resultados, la inducción y supervisión habrán de durar al menos una semana. 

Además de los recorridos por las instalaciones, es posible apoyarse en material audiovisual para lograr este cometido. 

Otro elemento que se recomienda es un manual de inducción. Así podrá estandarizarse la información y evitar omisiones. 

Se recomienda que los dueños de los procesos sean quienes realicen la inducción. Por ejemplo, los integrantes de Recursos Humanos darán información general sobre la empresa, en tanto que el jefe inmediato dará información más específica relacionada con el cargo.

Todo el proceso puede ser supervisado por la gente encargada de capacitación dentro de la organización.

Finalmente, es necesaria una evaluación para verificar qué dudas quedaron y cómo reforzar la orientación.

Considera que para cada persona la inducción es única, mas siempre debes tomar en cuenta los siguientes lineamientos:  

  • Organigrama
  • Historia, misión, visión y valores de la empresa
  • Presentación de los productos o servicios que ofrece
  • Plan de desarrollo
  • Aspectos relativos al contrato laboral
  • Reglamento interno
  • Seguridad interna

Recuerda que si ofreces una inducción completa y a detalle, podrás garantizar que el nuevo empleado se adapte a la empresa y logre realizar sus funciones al cien por ciento, lo antes posible.

En caso de que no cuentes con este proceso en tu negocio, considera asesorarte con profesionales en el tema para que puedas desarrollar un curso adecuado a los objetivos de la organización.

Nueva llamada a la acción

DÉJANOS TUS COMENTARIOS

NOTAS RELACIONADAS

Cuándo es conveniente el Home Office y cómo organizarse

Cumplir ocho horas de oficina no es ya un requisito. De hecho, el Home Office se basa en alcanzar metas y resultados en vez de horas trabajadas.

LEER MÁS

Cómo gestionar el talento en la empresa

Ofrecer oportunidades atractivas dentro de la organización y condiciones de trabajo adecuadas generarán satisfacción en los trabajadores.

LEER MÁS

Cuando los empleados renuncian por culpa del jefe

Es necesario entender qué cosas hacen los jefes que acaban con la paciencia de los trabajadores talentosos.

LEER MÁS